domingo, 23 de octubre de 2011

Otra oportunidad

Una semana complicada, dura y tensa en casa, después de lo que pasó la semana pasada.
Mientras pensaba que las cosas podían solucionarse hablando sencillamente, los orgullos personales, fuertes elementos de discordias, rompen con las mínimas esperanzas en mí.

Luego de duros planteos de mi padre, de hablar largo y entre cortado con él, tratando de entenderlo y de darle a conocer mi punto de vista, consigo más tiempo.
Al día siguiente, logro hablar a solas con mi madre. Otra larga charla, dura, muchas verdades, pocas opciones.
Puedo conseguir una oportunidad más, casi en el minuto de descuento.
Me tengo que ir, ya no puedo interferir más. Hice todo lo posible.

El tiempo pasa, mientras trato de "disfrutar" una linda tarde con mis hermanos y primos. El nudo en el estómago duró todo el día, y todavía no se aflojaba.

Cayendo la noche, un mensaje indica que las cosas iban bien. Un golpe de alegría me despabiló.
Ahora ya estoy mejor. El clima cambió, vuelven a soplar vientos de esperanza.

Espero que, esta vez, los cambios sean completos y la felicidad eterna.






Perdonen si no especifico mucho más. Pero no puedo y, a la vez, no quiero.
Fue muy duro estar en el medio, pero es mi familia y yo la amo, a pesar de todo.

Realmente creo que esta es la última oportunidad, solo espero que las cosas se hagan bien y que duren para siempre.



Gracias por el apoyo dado!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario