domingo, 27 de febrero de 2011

Lo que falta es amor

Solo en mi habitación, revisando una caja que traje de la que era la casa de mi abuela.
Libros viejos de tecnología, quizá con algún contenido útil. Tengo ganas de leerlos y así practicar un poco de inglés.
Escuchando música en mi computadora, aquella que me pude comprar hace unos meses con la plata de mi laburo.
Un dia en el que amanecí con dolor de cabeza, luego de haber dormido como diez horas. Y eso que ayer no salí.
No voy a decir que no tengo una buena vida, pero siempre siento que me falta algo.
Algo que, cuando trato de buscarlo, se me escurre entre los dedos, se me niega por distintos motivos, me dice que no.
Y no queda otra que seguir adelante, haciendo el camino, viviendo cada día.
Y es así que, en este día, a esta hora, tengo ganas de estar en otro lado. De estar con alguien. Pero no con cualquiera, si no con alguien especial, alguien que me quiera, que quiera estar junto a mí.
Si un hermoso domingo soleado de vacaciones, ideal para salir, me quedo toda la tarde en casa, es por eso. Porque me falta esa persona con la que quiero estar todos los días de mi vida.
Y sé que es probable que la encuentre, algún día, cuando mi camino se encuentre con el suyo.
Pero ya no quiero esperar, eso cuesta, es difícil.
El tiempo pasa, bastante rápido y no quiero perderlo más.
Así que, vida mía, si estás por ahí leyendo esto, no dudes en venir hacia mí, no sabes cuánto te espero.
Te mando un beso enorme, donde quiera que estés.

* Iván

martes, 15 de febrero de 2011

A soñar un rato

Y este es otro de mis músicos preferidos.
Y ahora que está de solista (desde hace algunos años ya), tiene temas más tranquilos pero con muy buenas letras también.

Se los dejo:




Y ahora me toca a mí.

Yo me voy, a soñar un rato.



 

Saludos!

Y dulces sueños ;)




* Iván

sábado, 5 de febrero de 2011

Un vestido y un amor

Quizá pueda parecer un poco raro. Tal vez, como una historia de princesas.
Pero esta vez es el príncipe el protagonista de esta historia.

Una mañana de vacaciones, salió disfrazado de plebeyo de su casa en la playa, para que la multitud que veraneaba por allí no lo reconociera.
Fue directo a comprar una hermosa vestimenta, digna de todo príncipe, que había visto la noche anterior.
El traje le quedó a la perfección ni bien se lo probó y con mucho orgullo, lo pagó y se lo llevó.

Cuando volvía para su casa, vió por la ventana de una casa a una señora que estaba terminando de realizar el más hermoso vestido que una mujer pudiera lucir.
Pero él nada podía hacer, no había una princesa en su vida a quien pudiera regalarle ese vestido.

La modista, al ver su expresión en la cara, se lo regaló y le sugirió:
- Probadlo en cada bella dama que se cruce por tu destino. Cuando el vestido quede perfecto, habrás encontrado al amor de tu vida.
Y en un abrir y cerrar de ojos, la extraña señora desapareció.
 
Así es que nuestro príncipe aún sigue soltero, probando ese vestido hermoso en cada mujer que conoce. Pero, por un motivo u otro, nunca llega a encontrar a esa mujer a la cual le quede a la perfección.

Pero él no se rinde, no quiere perderse a la mujer de su vida...






-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Algo parecido me sucedió durante mis vacaciones, hace un par de semanas.
Pero con la diferencia que yo no compré el vestido. Y que no soy un príncipe :P
¿Podré ahora, sin la ayuda del zapatito de cristal, encontrar a mi Cenicienta ideal?



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


 
Y qué opinan del príncipe?
Él sí tiene el vestido, ¿tendrá mejor suerte?, ¿o se pasará la vida buscando la mujer ideal, esa que tiene todo lo que él algún día soñó?








Mi sombra busca novio mientras duermo
(las cosas empeoraron esta vez)
Mi horóscopo sugiere que la olvide
que nunca fui su tipo ni lo seré







Saludos!




* Iván

 

viernes, 4 de febrero de 2011

Adivina, adivinador!

Durante mis vacaciones, me intrigó qué me deparará el futuro, por lo que no dudé y me fui a ver a un adivinador (cómo el quizo que lo llame) para que me tire las cartas.

Fueron dos tandas.
La primera, y más jugosa quizá, lamentablemente no fue grabada.

La segunda es la que pongo a predisposición de ustedes, si es quieren saber realmente cómo vendrá mi año...

Y si hay algun interesado, quizá les pueda conseguir los datos del adivinador :P







Saludos!!!



* Iván

Ghostbusters 3!!!

Sí!

Una nueva entrega de la peli, que ya le quiero ir a ver!

Y son con los mismos actores de las anteriores, genios!

Por ahora, el poster con el enuncio.



Iupi! :)



Saludos!!!



* Iván

martes, 1 de febrero de 2011

Volviendo a la rutina

El domingo regresé a casa, luego de un largo viaje con mucho dolor de oídos.
Hoy me dijeron que tengo otitis y ya empecé a tomar las pastillitas mágicas(?), que espero me curen rápido!

Volviendo a las vacaciones, como siempre ocurre, todo cambió a último momento.
Finalmente, no viajamos ni el viernes a la tarde, ni el sábado ni el domingo, si no el lunes. Por lo que perdí dos días de vacaciones acá, en casa.

Pero lo bueno fue que pasé una gran semana con un amigo en Pinamar.
Me llamó y me comentó que se iba el lunes con la madre. Así que el mismo lunes de mi viaje, nos encontramos allá.
Una semana espectacular de sol, calor, paya y mucho mar. Cartas, chinchón, chin, helados, alfajores, café, amigas de la facu, caminatas...
No hubo un día de esa semana en que no me metiera al mar. Espectacular!


Y lo vimos a Marley! Re cholulo, yo le saqué una foto, jaja:


Después pasé los últimos días en Mardel con mi familia y mis primos y tíos de allá.
Juagamos unos 21, ping-pong, salimos a caminar, a juntar zarzamoras para hacer dulce, festejamos el cumple de una de mis primas, estuve con otra de ellas vendiendo collares y trencitas en la playa y con la más chiquita nos reímos a carcajadas, jugamos todo el tiempo y hasta nos compramos anteojos en la playa!

  

También dibujamos y decoramos un pececito en la playa:

 

Último día en Mardel, después de caminar cuatro horas por la playa junto a mi prima vendiendo los hermosos collares, aritos y trenzas que hace:



Bueno, yo disfruté mucho de mis dos merecidas semanas de vacaciones, ustedes qué hicieron?
Ya quiero vacaciones de nuevo! jaja



Saludos para todos!

Y que disfruten sus vacaciones!