sábado, 5 de febrero de 2011

Un vestido y un amor

Quizá pueda parecer un poco raro. Tal vez, como una historia de princesas.
Pero esta vez es el príncipe el protagonista de esta historia.

Una mañana de vacaciones, salió disfrazado de plebeyo de su casa en la playa, para que la multitud que veraneaba por allí no lo reconociera.
Fue directo a comprar una hermosa vestimenta, digna de todo príncipe, que había visto la noche anterior.
El traje le quedó a la perfección ni bien se lo probó y con mucho orgullo, lo pagó y se lo llevó.

Cuando volvía para su casa, vió por la ventana de una casa a una señora que estaba terminando de realizar el más hermoso vestido que una mujer pudiera lucir.
Pero él nada podía hacer, no había una princesa en su vida a quien pudiera regalarle ese vestido.

La modista, al ver su expresión en la cara, se lo regaló y le sugirió:
- Probadlo en cada bella dama que se cruce por tu destino. Cuando el vestido quede perfecto, habrás encontrado al amor de tu vida.
Y en un abrir y cerrar de ojos, la extraña señora desapareció.
 
Así es que nuestro príncipe aún sigue soltero, probando ese vestido hermoso en cada mujer que conoce. Pero, por un motivo u otro, nunca llega a encontrar a esa mujer a la cual le quede a la perfección.

Pero él no se rinde, no quiere perderse a la mujer de su vida...






-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Algo parecido me sucedió durante mis vacaciones, hace un par de semanas.
Pero con la diferencia que yo no compré el vestido. Y que no soy un príncipe :P
¿Podré ahora, sin la ayuda del zapatito de cristal, encontrar a mi Cenicienta ideal?



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


 
Y qué opinan del príncipe?
Él sí tiene el vestido, ¿tendrá mejor suerte?, ¿o se pasará la vida buscando la mujer ideal, esa que tiene todo lo que él algún día soñó?








Mi sombra busca novio mientras duermo
(las cosas empeoraron esta vez)
Mi horóscopo sugiere que la olvide
que nunca fui su tipo ni lo seré







Saludos!




* Iván

 

8 comentarios:

  1. holaaaa! q lindo el cuento. Igual yo creo q el vestido se va haciendo a medida; es decir, se va diseñando con el tiempo. Seria dificil encontrar a una persona PERFECTA para un vestido determinado. Con perseverancia y corazon todo se puede. Espero encontrar al amor d mi vida antes de los 30, solo eso jaja. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sole!
    Y sí, no pretendo encontrar a la persona perfecta.
    La idea iba más por encontrar a la mujer a la que el vestido le quede perfecto.
    Quizá sea una sutil diferencia, pero es como tener un artefacto que te diga "sí, ella es tu mujer ideal, no la pierdas" o algo así.

    Antes de los 30?
    Yo mejor no digo nada, o puedo quedar muy desesperado, jaja.

    Beso!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que el príncipe tiene que tomar el vestido y guardarlo y olvidarse de él. Y una vez que se olvide de estar tratando de buscar quien encaje en él perfectamente, la va a encontrar. =)

    ResponderEliminar
  4. ¿Viste? Iván (Noble) siempre tiene la frase justa! Me alegra que ese sea otro gusto en común!

    Yo vengo esperando mi príncipe hace 22 años jaja, porque las veces que creí encontrarlo, al fin y al cabo el vestido le quedó demasiado grande.

    De todas maneras tengo la esperanza de encontrarlo al final del camino...como escuché una vez: tenés que probar muchos sapos para poder reconocer el príncipe. Bueno, aplicado a tu fábula, tenés que probar el vestido a muchas mujeres, para reconocer cuando se lo pruebes a la princesa, no?

    ResponderEliminar
  5. Desencantada, me alegra tu opinión. Y también el saber que me ahorré algunos mangos en no comprarlo, jaja.
    Espero que el príncipe pueda encontrarla :)

    ResponderEliminar
  6. Diosa, es cierto, el camino es largo, espero que tenga un buen final.
    Ya encontrarás un dulce sapito que se convierta en tu tan esperado príncipe.
    Yo creo que tendré que poner una casa de ropa de mujer, quizá ahí pueda probar muchos vestidos :P

    ResponderEliminar
  7. Prefiero andar desnudo, que sufrir vistiendo reinas de arcilla.
    Solo así vere su cuerpo desnudo, a la luz del sol, y vere quien es ELLA en realida.
    Y si es la imperfeccion perfecta para mi.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno Braian!
    Creo que todos nos enamoramos de las imperfecciones, no?
    Como que hay cosas que nos atraen, que queremos conocer mejor.

    ResponderEliminar