domingo, 27 de febrero de 2011

Lo que falta es amor

Solo en mi habitación, revisando una caja que traje de la que era la casa de mi abuela.
Libros viejos de tecnología, quizá con algún contenido útil. Tengo ganas de leerlos y así practicar un poco de inglés.
Escuchando música en mi computadora, aquella que me pude comprar hace unos meses con la plata de mi laburo.
Un dia en el que amanecí con dolor de cabeza, luego de haber dormido como diez horas. Y eso que ayer no salí.
No voy a decir que no tengo una buena vida, pero siempre siento que me falta algo.
Algo que, cuando trato de buscarlo, se me escurre entre los dedos, se me niega por distintos motivos, me dice que no.
Y no queda otra que seguir adelante, haciendo el camino, viviendo cada día.
Y es así que, en este día, a esta hora, tengo ganas de estar en otro lado. De estar con alguien. Pero no con cualquiera, si no con alguien especial, alguien que me quiera, que quiera estar junto a mí.
Si un hermoso domingo soleado de vacaciones, ideal para salir, me quedo toda la tarde en casa, es por eso. Porque me falta esa persona con la que quiero estar todos los días de mi vida.
Y sé que es probable que la encuentre, algún día, cuando mi camino se encuentre con el suyo.
Pero ya no quiero esperar, eso cuesta, es difícil.
El tiempo pasa, bastante rápido y no quiero perderlo más.
Así que, vida mía, si estás por ahí leyendo esto, no dudes en venir hacia mí, no sabes cuánto te espero.
Te mando un beso enorme, donde quiera que estés.

* Iván

8 comentarios:

  1. Yo creo que a mi media naranja ya la hicieron jugo!!! :(
    Probemos jugando al Quini! Capaz ahí somos mas afortunados :P

    ResponderEliminar
  2. Jaja, puede ser. Pero por qué conformarse con una 'media naranja'? Capaz podamos encontrar una media manzana, un medio ananá o, quizá, una naranja entera(?)
    No estaría nada mal acertar por una vez algunos numeritos! Elegimos algunos números y probamos?

    ResponderEliminar
  3. Me pasa lo mismo. Pero lo mio es de cobarde.
    Se que está ahí. Y no me la juego.
    Miedo. Si, sin tapujos. MIEDO.
    Me consuelo con saber que aceptar que tenes miedo, te hace un poco valiente.
    Buen post, ya me hice el bocho para toda la noche. Jajajajja

    ResponderEliminar
  4. Brian, yo te diría que te la juegues.
    Andá, buscala y decile todo lo que sentís.
    Vas a ganar mucho tiempo. Bien puede ser tiempo con ella o, si no sale cómo querías, tiempo para buscar otra persona que realmente coincida con vos.
    Espero no haberte desvelado :P
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. "Tengo casa, tengo comida, pero nadie me cuida ni me da el corazón".
    Me limito a eso. Ah! Coincido con vos. Obvio.

    ResponderEliminar
  6. Gran tema de La Mancha, Nati.
    Igualmente, creo que para cada uno llegará nuestro momento. Aunque, obvio, yo quiero que llegue ya!
    Beso!

    ResponderEliminar
  7. :O Me encanto tu post! y me identifico con el comentario de Braian. A veces cuesta no porque las cosas no se dan, sino porque uno no sabe como demostrar lo que siente.
    Y yo soy experta en eso de perder el tiempo...

    Besos! Que andes bien :)

    ResponderEliminar
  8. Y por no poder demostrar bien lo que uno siente, he perdido dos/tres años de buscar alguien que realmente coincida conmigo.
    Beso Lau!

    ResponderEliminar